Gestión del cambio en PRL a través del enfoque de marco lógico

Gestión del cambio en PRL a través del enfoque de marco lógico
Los cambios en el mercado laboral en los últimos años hacen necesaria una gestión del cambio en PRL para adaptar la materia preventiva a los nuevos tiempos

El pasado 8 de noviembre se cumplieron 21 años desde que se aprobó la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el panorama actual dista mucho de ser lo que era cuando se aprobó, en un contexto predominante del sector industrial y un crecimiento de los servicios.

La entrada de España en la CEE (1986) propició la revisión de la regulación vigente hasta ese momento en materia de riesgos laborales: la Ordenanza de Seguridad e Higiene en el Trabajo, cuyo marco jurídico respaldaba la reparación de los daños producidos en un entorno laboral. La disposición aprobada en 1995 produjo un cambio de forma en la gestión de riesgos laborales, pasando de ser compensatoria a preventiva.

Desde que se aprobara la ley hasta el año 2000, la siniestralidad aumentó en un 25 % para luego registrar un descenso hasta 2012. A partir de ese año la tendencia volvió a ser ascendente, algo que la formación sindical UGT ha achacado a la inestabilidad laboral y a las condiciones precarias del trabajo.

Este incremento de los accidentes laborales prueba la necesidad de una nueva vuelta de tuerca a las empresas en materia de PRL. Si la regulación judicial vigente consiguió una importante reducción de la siniestralidad durante 12 años, la nueva tendencia indica una necesidad de cambios adaptados a los nuevos tiempos.

Las nuevas formas de empleabilidad (contratos por ETTs, temporales, incremento del empleo parcial), el auge del autoempleo ante la escasez de oportunidades del mercado laboral, un aumento de la precariedad, así como el surgimiento de nuevos perfiles laborales y tecnologías, han supuesto la creación de nuevos riesgos que dejan expuestos a los trabajadores ante el desamparo de la regulación vigente, que se ha quedado escasa y desactualizada frente a los nuevos factores del mercado de trabajo.

Por otro lado, los efectos de la crisis han provocado una mayor laxitud en el cumplimiento de la PRL por parte de las empresas, que la asumen como un coste añadido. Por consecuente, las enfermedades menos visibles, como las ligadas a la profesión y los riesgos psicosociales y sus efectos (estrés, acoso…) están más expuestas.

El otro gran reto que debe abordar la gestión del cambio en PRL es la falta de adecuación de la Ley de PRL al marco de las PYMES. Se hace necesario dotarlas -ya que representan un 99,8 % del tejido empresarial en España-, de las herramientas de ayuda necesarias para cumplir con sus acciones preventivas.

Para seguir avanzando en la prevención de la siniestralidad y abarcar los nuevos riesgos del actual mercado laboral, se hace necesario un cambio en PRL ejecutado bajo una gestión que tenga en consideración a todos los sujetos implicados: un nuevo paradigma que propicie un entendimiento de la prevención de los riesgos laborales como parte de los valores empresariales, superando así la fase de limitación al cumplimiento de una ley.

Enfoque del Marco Lógico

Crear una cultura empresarial de prevención de los riesgos laborales es el reto actual en materia preventiva; por ello, se hace necesaria una gestión del cambio en PRL a través del enfoque del Marco Lógico.

Según recoge el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en una de sus guías de buenas prácticas, la NTP 1031 INSHT, para fomentar el cambio en PRL hacia falta una línea que fuese entendida como un estilo de vida laboral, es necesario desarrollar estrategias participativas que impliquen a todos los agentes, tanto a los trabajadores como a la dirección y mandos intermedios.

Interacción a cuatro niveles

El EML es una herramienta analítica de naturaleza participativa para la planificación de proyectos orientados a objetivos concretos que a su vez persiguen un objetivo general. A través del diseño, la monitorización del proceso y la evaluación de los resultados, da lugar a un proyecto de planificación matriz que muestra la interrelación de los 4 niveles jerárquicos que lo componen: el objetivo general, el objetivo del proyecto, los resultados esperados y las actividades llevadas a cabo.

A la hora de planear un enfoque de Marco Lógico se hace necesario preguntarse por el objetivo que lo motiva: ¿por qué se lleva a cabo el proyecto? ¿Qué se pretende conseguir? ¿Cómo va a conseguirse? ¿Qué factores externos a la planificación influyen?

La fase de ejecución del proyecto no serviría de nada sin establecer un sistema de medición de la eficacia y evaluación de la consecución de los objetivos: ¿cómo puede evaluarse el éxito de la estrategia implementada? ¿De dónde se extraen los datos necesarios para la verificación?

Es preciso un plan de acción

El éxito de esta metodología se basa en un plan de acción muy definido y la retroalimentación de sus partes. Presenta una estructura matriz de contenido muy concreto que delimita adecuadamente la responsabilidad de las partes implicadas. Toda ella gira en torno a la consecución de un objetivo general: suministrar la información indispensable y precisa para la ejecución del proyecto. Los indicadores previamente fijados indican el éxito o fracaso del proyecto.

EML aplicado a la prevención de riesgos laborales

Cada vez son más las empresas que aplican este marco conceptual lógico a su actividad preventiva. La NTP 1032 INSHT presenta la aplicación del esquema del Marco Lógico para un proyecto de integración preventiva, mostrando la experiencia de una de las muchas organizaciones a nivel internacional que han puesto en marcha estos proyectos; en este caso, una empresa del sector metalúrgico dedicada a la fabricación y montaje de depósitos, tuberías y terminales llave en mano.

La organización en cuestión que pone de ejemplo el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene de los Trabajadores tenía unas condiciones favorables para el uso de esta metodología; al estar inmersa en un proceso de internacionalización, una interiorización de la filosofía preventiva empresarial en todos los niveles de la corporación supone un valor añadido frente a sus competidores; se puede decir que una adecuada PRL repercute positivamente en la RSC de las organizaciones, con lo cual tiene efectos bursátiles muy positivos. Por ello, la dirección de la empresa estaba implicada en el proyecto preventivo. Se hacía necesario cumplir un sistema de gestión que se regía según los estándares de calidad de gestión ambiental, gestión de la seguridad ambiental y seguridad laboral.

Además de todo ello, se detectó una necesidad dentro del sistema preventivo, debido a que a pesar de los esfuerzos por desarrollar las actividades preventivas, no todos los mandos de trabajo las llevaban a cabo en sus responsabilidades diarias.

La PRL estaba encaminada a generar un valor añadido: tenía por objetivo mejorar la eficiencia y la implicación de los trabajadores gracias a unas condiciones laborales de calidad y reduciendo costes derivados de la siniestralidad.

El modelo SIMAPRO

Para la consecución de la nueva política de PRL de la empresa se aplicó el ‘modelo SIMAPRO‘ (Sistema de Medición de la Mejora de la Productividad y las Condiciones de Trabajo) de la Organización Internacional de Trabajo (OIT),  fundamentado en la importancia de la participación en el plan de acciones del proyecto y orientado a lograr objetivos propios de las distintas áreas de trabajo y niveles jerárquicos.

Identificar causas y efectos

Para determinar cuál es el problema que debe abordarse en el Marco Lógico, se hace necesario localizar las causas y efectos que ha de tratar y corregir el proyecto de PRL, determinando las actividades a desarrollar en todos los niveles de acción. Por ejemplo, la falta de implicación de los mandos de las distintas áreas de trabajo, que entienden la PRL como una labor de los técnicos de riesgos laborales y, por tanto, inciden en la inexistencia de la integración en la actividad preventiva. La consecuencia es la falta de una estrategia para la ejecución de las acciones preventivas en los distintos departamentos de la empresa.

Dar respuesta a un doble objetivo

Siendo el doble objetivo del proyecto, por un lado, la plena integración de la actividad preventiva en todas las áreas y acciones cotidianas de la organización, y por otro lado, la implementación de un sistema de mejora en los procesos productivos ligado a la calidad de las condiciones y el ambiente laboral, queda establecido un propósito, los componentes necesarios del proyecto y las actividades de ejecución. Posteriormente se efectúa una evaluación de resultados mediante medios de verificación previamente fijados.

El propósito de la organización era conseguir la implicación de los trabajadores a través de la integración de la prevención de riesgos laborales. Con ello se conseguiría un aumento de la productividad y una reducción de los costes de siniestralidad. Para ello el proyecto se desarrolló en torno a tres componentes: el diagnóstico de la problemática de la organización; la selección de una unidad empresarial para llevar a cabo una experiencia piloto y, finalmente, la extrapolación de las actividades desarrolladas, una vez que queda probada su eficacia, a toda la organización.

Las actividades del proyecto estaban orientadas, en función de los componentes, a la consecución de los objetivos generales: por un lado, se basaban en la creación de una adecuada comunicación e información mediante entrevistas y reuniones para focalizar necesidades y teorizar sobre los valores de la organización. De esta actividad se extrae un árbol de causas y efectos.

En cuanto al componente dos del proyecto, sus actividades estaban orientadas al desarrollo de los procesos necesarios para la creación del grupo piloto, siempre mediante un enfoque participativo y comunicativo.

La actividad final consiste en los procesos necesarios para la extrapolación del proyecto al total de la organización y la evaluación de su rentabilidad mediante indicadores socioeconómicos.

Formación relacionada

La página web www.cerembs.co utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir