Cultura Ágil: ¿Qué es y cómo aplicarlo en la organización?

Cultura Ágil: ¿Qué es y cómo aplicarlo en la organización?
La cultura ágil abarca el desarrollo del software y otras áreas de la organización, aprovechando oportunidades mientras fortalece el valor de la empresa.

Lo que se conoce como Cultura Ágil, o Cultura Agile es una filosofía de trabajo que propone un enfoque colaborativo para adaptar la forma de realizar las tareas a las necesidades del proyecto, para implementarlo de forma rápida, flexible y según las condiciones y, así, lograr la completa satisfacción del cliente.

Es una forma de trabajar que nació en 2001 en la industria del software, y que hoy, gracias a sus ventajas, se ha adaptado a otros sectores y se ha difundido con excelentes resultados.

Más allá del seguimiento de procesos, la cultura ágil es una nueva forma de trabajar, por lo que su implementación en las organizaciones requiere que todos los integrantes entiendan para qué sirve cada práctica y se comprometan con ella.

En resumen, una cultura ágil es un modelo que permite que las estructuras, las estrategias, las personas, las tecnologías y los procesos se reconfiguren rápida y eficientemente para aprovechar las oportunidades mientras se crea y mantiene el valor.

Características de las Organizaciones Ágiles.

  • Líderes y no jefes: Las estructuras verticales ya no tienen sentido. Los más exitosos hoy en día son los equipos horizontales, donde todos pueden aportar sus ideas y no hay jerarquías. Los líderes nacen en equipos auto-organizados, prefieren la confianza, la motivación y el compromiso. Los objetivos no están organizados por departamentos, sino que están destinados a optimizar los resultados obtenidos por la organización en su conjunto. Esto facilita la colaboración entre diferentes industrias porque los objetivos son compartidos.
  • Equipos de carácter multidisciplinario: Desarrollar equipos en un entorno multidisciplinar para que trabajen juntos en el día a día, combinando diferentes habilidades y creatividad para generar ideas y soluciones, facilitando la colaboración y el aprendizaje.
  • Toma descentralizada de decisiones: Las organizaciones ágiles facilitan a los equipos tomar decisiones. Sin embargo, tradicionalmente, las decisiones suelen tomarse entre los niveles más altos de la jerarquía vertical.
  • Salir un poco del status quo: Para aprender rápidamente, se fomenta la asunción de riesgos y la apertura al fracaso temprano. La frase “siempre pasa así” debe ser eliminada del vocabulario de las organizaciones para facilitar la búsqueda de nuevos métodos de trabajo, mejora de técnicas y aprovechamiento de buenas ideas.
  • Orientación para el cliente: Una cultura digital ágil alienta a los empleados a colaborar con clientes y proveedores externos para desarrollar nuevas soluciones. Por ejemplo, la experiencia del consumidor, donde los empleados dan forma al desarrollo de productos en función de la experiencia que tienen los usuarios al comprar sus productos o servicios.

Las organizaciones ágiles son las que actualmente se mantienen vigentes, renovadas y que son capaces de mantener una visión a futuro. Son las que toman a las personas como miembros de la organización y no como recursos, tienen un enfoque más humano y consciente. Estos desarrollan el compromiso, la confianza y la colaboración. Debido a esto no les costó acoplarse a la digitalización y cambios constantes en torno a tecnología.

Principios fundamentales de la Cultura Ágil

La metodología ágil se desarrolla y se rige por los siguientes principios:

  • La prioridad es la satisfacción del cliente, al cual se le debe entregar un servicio o producto de valor creciente.
  •  El cambio no es un problema, sino una oportunidad de valor agregado y ventajas competitivas.
  • La entrega se completará en poco tiempo.
  • Debe existir una comunicación bidireccional entre los empresarios y los desarrolladores, lo que permite la coordinación entre los grupos de trabajo.
  • La motivación de las personas y equipos de trabajo es de gran importancia para el desempeño efectivo de las tareas. Para promover esta motivación es necesario dotar a los equipos de trabajo del entorno adecuado y necesario y de las herramientas necesarias.
  • Reuniones y actividades presenciales como estrategia para mejorar la comunicación entre los miembros del equipo.
  • El producto final debe ser de alta calidad y satisfacer al comprador.
  • Los procesos deben completarse a tiempo y con los recursos especificados.
  • Es importante incluir la tecnología digital en todas las fases del proyecto.
  • Los procesos deben ser lo más simples posible.
  • Los equipos deben tener un buen liderazgo y organización.
  • Evaluación y mejora continua para una respuesta más eficaz a incidentes.
  • Exigir seguridad: la seguridad es una necesidad humana básica y la clave para desbloquear un alto rendimiento. Se debe hacer de la seguridad un requisito previo para el trabajo peligroso.
  •  Administre el tiempo, la información, la reputación, el dinero, la salud y las relaciones de las personas. Y esfuércese por hacer que la colaboración, los productos y los servicios sean estables y seguros para todos.
  • Practique y aprenda rápidamente: no puede impresionar a las personas o reclamar seguridad si no aprende. Aprendes rápido probando muchas cosas. Debe hacer que los experimentos sean "a prueba de fallas" para que no tenga miedo de más experimentos.
  • Transparencia: La esencia de una cultura ágil es hacer completamente visible todo lo que sucede. Cada detalle del proceso debe ser transparente porque todos los profesionales son responsables del proceso y del producto. La cultura Agile comienza con un conjunto de procesos que incluyen la planificación, quién es el responsable de cada parte del proyecto, el ritmo de trabajo, etc. Es importante que todas las personas tengan una visión completa en tiempo real para poder afrontar los cambios, reconocer obstáculos o, en definitiva, adaptarse a cada momento.
  • Si el equipo no progresa o no aprende lo suficiente, es una señal de que necesitamos aprender más a través de más experiencias. Entregar valor constantemente: cualquier cosa que no se entregue no ayudará a nadie a ser más grande o confiable.
  • En la agilidad moderna, debe preguntarse: "¿Cómo puedo entregar un trabajo valioso más rápido?" La creación continua de valor requiere que dividamos grandes cantidades de valor en partes más pequeñas que puedan entregarse de manera segura más temprano que tarde.

Cultura Ágil: ¿Qué es y cómo aplicarlo en la organización?

Relación Del liderazgo con la práctica de La Cultura Ágil

El alcance de la agilidad abarca desde el desarrollo de software hasta otras áreas de las organizaciones, como mercadeo, desarrollo de productos y, más recientemente, incluso recursos humanos y gestión de personas.

También ha tomado un camino que lleva, de los líderes de equipo, a un tipo más amplio de liderazgo con un enfoque más encaminado a la flexibilidad ejercida por quienes deciden el destino de toda la organización.

Beneficios de la Cultura Ágil en las Dinámicas del Mercado

  • Obtener la capacidad de responder a los cambios comerciales y las nuevas tendencias provocadas por los desarrollos tecnológicos y ofrecer satisfacción al cliente. Este es uno de los principales objetivos que perseguirán las empresas en los próximos años para ganar competencia y fortalecer su posición en cuanto a dinámicas del mercado.
  • Le permite centrarse en las personas. En muchas empresas, los procesos y las herramientas son más importantes que las personas mismas, pero motivar a los empleados en el entorno adecuado donde se sientan respaldados conduce a mejores y más flexibles resultados.
  • Aumenta la responsabilidad en el equipo, la independencia y la transparencia. El trabajo colaborativo, la comunicación fluida del equipo y el compromiso igualitario de todas las partes con un objetivo común, claro y conciso ayudan a los equipos a ser más eficientes y autónomos.
  • Fácil priorización y la toma de decisiones eficientes: Debido a que todas las personas están involucradas en un ritmo de trabajo constante y se evitan jerarquías, las operaciones son más rápidas y los resultados se maximizan para lograr eficiencia y optimización.
  • Permite medir mejor los proyectos y reducir los riesgos. Las revisiones continuas permiten adaptarse a los cambios de manera más efectiva y evitar sorpresas tanto para el equipo como para el cliente en términos de tiempo y costo.
  • Entrega de servicios y productos a intervalos con respuesta rápida a los cambios. La implementación de Agile como metodología proporciona una estructura flexible que permite entregar diferentes versiones en un período de tiempo muy corto.
  • Mejorar la experiencia del cliente. Se consiguen mayores niveles de satisfacción del cliente y ahorro de tiempo a través de un feedback rápido y preciso gracias a un modelo de comunicación más colaborativo y cercano donde el usuario forma parte del equipo.
  • Aumenta el valor y la previsibilidad de los resultados. Este modelo de negocio y la proximidad, permite conocer mejor al cliente, ofrecer valor diferenciado y evitar desviaciones del plan.

Desventajas de la Cultura Ágil

No hay métodos ideales en el mundo. También se pueden transferir a las Metodologías Ágiles. Tiene muchas ventajas, pero también algunas desventajas. Los más importantes son:

  • Al comienzo del proyecto, es difícil determinar el tiempo exacto y el costo de finalización debido a los requisitos en constante cambio.
  • El equipo debe tener una base sólida y habilidades.
  • Se requiere un alto nivel de interacción entre el cliente y los desarrolladores.
  • La falta de atención a la documentación puede dificultar el acceso de los nuevos miembros del equipo.
  • El riesgo de no tener restricciones de proyecto conduce a una expansión descontrolada.

Sin embargo, la mayoría de los errores que ocurren con los métodos ágiles a menudo se deben a la falta de comprensión o al deseo de no seguirlos. Para evitarlos, su mejor apuesta es entrenar con clases de habilidades avanzadas.

Desarrollo de la Cultura Ágil

Los tiempos han cambiado y las empresas se están dando cuenta de que la forma en que trabajan debe mejorar si quieren sobrevivir en el entorno dinámico actual. Los mercados deben generar productos y servicios de manera más rápida y eficiente en función de las necesidades del cliente y sus preferencias en constante cambio. La empresa debe adaptarse y ser flexible a las demandas cambiantes del día.

La prueba de la eficacia de estos métodos es que las grandes empresas ya los han integrado en su cultura de trabajo en los últimos años, y las Startups adoptan estos enfoques desde el nacimiento como una segunda naturaleza.

Otro elemento importante de la competitividad es el conocimiento como fuente de valor y riqueza. Los métodos ágiles empoderan a toda la organización centrándose en las personas y fomentando el aprendizaje.

Conclusiones en torno a la Cultura Ágil.

Una de las tantas consecuencias directas de la cultura ágil es el bienestar y la productividad. La red de equipos y la visión de los objetivos de la empresa conducen a "organizaciones fluidas". Una empresa activa no se basa en una jerarquía estática; Se estructura en el flujo de comunicación, interpretación de datos y autoridad en la toma de decisiones de los equipos más cercanos a la solución.

Una cultura ágil abarca la velocidad, la adaptabilidad, la eficiencia y los negocios. No estamos hablando de una metodología, sino de cómo es toda la organización, la forma de entender los procesos y el negocio: estamos hablando de una cultura de agilidad.

Los tiempos han cambiado y las empresas se están dando cuenta de que su forma de trabajar debe mejorar si quieren sobrevivir en el entorno dinámico actual.  Los mercados deben generar servicios y productos de manera más rápida y eficiente en función de la satisfacción del cliente y sus preferencias en constante cambio. Es por ello por lo que la empresa debe adaptarse y ser flexible a las demandas cambiantes del día.

Estas prácticas han evolucionado o se han especializado en distintas áreas, pero todas tienen un componente cultural. Repensando la forma de organizar el trabajo, no funcionan.

De acuerdo con estos enfoques, el valor del producto o servicio lo determina únicamente el cliente. Las empresas deberían poder obtener este valor en el menor tiempo posible y no más.

La mejora continua, la adaptabilidad y el potencial generador de conocimiento de nuestros equipos son esenciales para el éxito ante el desafío actual del cambio sobre una base fundamental: Aceptar que todo se puede hacer diferente y mejor.

Una cultura ágil es importante a medida que visualizamos el mundo del futuro. El dinamismo empresarial y la responsabilidad infinita se convierten en una de las principales características de cualquier negocio.

Los próximos años se caracterizan por un constante cambio. Es importante evitar predicciones e inculcar en nuestra comprensión del mundo una cultura de la agilidad y el cambio, que garantice que podamos adaptarnos a situaciones que ni siquiera podemos imaginar.

Formación relacionada

La página web www.cerembs.co utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir