Cese de Altos Directivos: ¿Debe pagarse indemnización?

Cese de Altos Directivos: ¿Debe pagarse indemnización?
La relación entre los altos directivos y una empresa está sometida a una regulación que sobresale de la relación laboral de trabajadores por cuenta ajena

La relación entre los altos directivos y las empresas está sometida a una regulación extraordinaria que sobresale de la relación laboral habitual de los trabajadores por cuenta ajena que se establece en el Estatuto de los Trabajadores. En este artículo se ofrecerá información sobre la indemnización económica que se ha de pagar a los directivos empresariales en caso de que la empresa les cese por voluntad unilateral.

Desistimiento empresarial de altos directivos: extinción de contratos

Según lo dispuesto en el Real Decreto 1382/1985, el contrato de altos directivos se puede extinguir por desistimiento del empleador, voluntad del propio directivo, despido o por cualquier otra causa prevista en los artículos 49 y siguientes del Estatuto de los Trabajadores.

¿Qué es el desistimiento empresarial?

El desistimiento empresarial está caracterizado porque no exige que concurra una causa. Es suficiente con la pérdida de confianza en el directivo para que la empresa extinga de forma libre el contrato de trabajo de los altos directivos.

Por tanto, esta es una situación crediticia que se haya dotada de unas características determinadas en cuanto al nivel de extinción. Algunas de ellas son, por ejemplo, la exclusión de la readmisión o la aceptación del desistimiento a no ser que la situación se presente mediante un despido nulo porque se hayan vulnerado los derechos fundamentales.

¿Cómo formalizar el desistimiento empresarial?

El desistimiento de la empresa ha de comunicarse a los altos directivos con una mínima antelación de tres meses, de igual forma que se exige en materia de plazos a los trabajadores para causar baja voluntaria en la empresa.

Este plazo mínimo de preaviso no se puede suprimir mediante un pacto individual entre las dos partes porque es imperativo.

En cualquier caso, si el contrato de alta dirección se celebra de manera indefinida o por una duración que supere los 5 años, tanto el alto directivo como el empresario podrán pactar por escrito un plazo de preaviso mínimo de medio año, es decir, 6 meses.

Si este plazo no se respeta entre las partes, el directivo tiene derecho de ser resarcido con una indemnización que sea equivalente a los salarios que correspondan con la duración del período de preaviso incumplido.

Causas de extinción y desistimiento en la relación especial contractual de altos directivos

Las indemnizaciones obligatorias en situación de cese de un alto directivo están exentas de tributación. Corresponden a 7 días de salario por cada año que se haya trabajado, con una limitación de seis mensualidades, tal y como se establece en el Real Decreto citado anteriormente. Esta exención se fundamenta en que reviste un carácter obligatorio.

Extinción por voluntad propia de los altos directivos:

  • El empresario tiene derecho, si hay un incumplimiento parcial o total del deber de preaviso, a una indemnización que equivaldrá a los salarios que corresponden a la duración del período que se ha incumplido.
  • La relación especial de trabajo se extingue por voluntad del alto directivo y es necesario que medie un preaviso mínimo de tres o de seis meses, si así se establece en los contratos celebrados por un tiempo indefinido. No es preciso respetar el supuesto incumplimiento grave del empresario tal y como indica la jurisprudencia del Tribunal Supremo en resoluciones de la Sala de lo Social de 08/11/2006, Rec. 2979/2005 y  24/02/2009, Rec. 900/2008.
  • Los altos directivos podrán extinguir la relación laboral con derecho a una indemnización pactada que se fija en esta norma según el caso y teniendo en cuenta las siguientes causas:
    • Retraso o falta en el pago del salario pactado.
    • La sucesión de empresa o un cambio relevante en su titularidad que conlleve una renovación del órgano rector y un planteamiento de su actividad principal. Siempre que dicha extinción se produzca en un período no superior a los tres meses siguientes a la producción de dichos cambios.
    • Modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo que menoscaben su dignidad, vayan en contra de su formación profesional o se decidan con una infracción grave de la buena fe empresarial.
    • Cualquier grave incumplimiento de las obligaciones empresariales según el contrato, salvo causa de fuerza mayor en las que no proceda el abono de las indemnizaciones.

Extinción por voluntad del empresario:

  1. En el supuesto de incumplimiento total o parcial del preaviso, el directivo tiene derecho a ser indemnizado con equivalencia a los salarios que corresponderían a la duración del período que se ha incumplido.
  2. Su contrato de trabajo se puede extinguir por desistimiento del empresario, si se comunica por escrito y se media con un aviso previo de un trimestre o de un semestre si así se establece. Existe jurisprudencia del Tribunal Superior de Justicia de dos Comunidades autónomas como son TSJ Cantabria, de 29/04/2002 y TSJ Cataluña, de 12/06/2001.
  3. Si el despido es nulo o improcedente, ambas partes deberán llegar a un acuerdo entre un abono de indemnizaciones o una readmisión. En caso de optar por la segunda opción, dicho trabajador tendrá la opción de reanudar su relación laboral original, sin prejuicio del derecho a percibir indemnizaciones por dicha extinción.
  4. Estos directivos tienen derecho a percibir las indemnizaciones que se han pactado en el contrato y, a falta del mismo, esta será de 7 días por año de servicio con una limitación de seis mensualidades.
  5. El contrato puede extinguirse por parte del empresario mediante un despido fundamentado por un grave incumplimiento del directivo, según elartículo 55 del Estatuto de los Trabajadores. Si dicho despido es improcedente, se percibirán las cantidades pactadas en las indemnizaciones siendo, por defecto, 20 días de salario hasta un máximo de 12 mensualidades.
  6. La regulación específicamente laboral de los trabajadores de alta dirección está limitada por el Real Decreto 1382/1985. Se rige por la autonomía de la voluntad y la legislación mercantil y civil, regulada en el artículo 11 de dicho decreto, el cual no prevé indemnización de salarios de tramitación o remisión expresa del artículo 56 del Estatuto de los Trabajadores, por lo que esta norma estatutaria no se puede aplicar.

Queda por señalar a este respecto que el tiempo de duración de la relación laboral entre estas dos partes no tiene cómputo a efectos de calcular la indemnización por despido que se derive de la extinción de una relación laboral común. Existe jurisprudencia al respecto por la Sala de lo Social del Tribunal Supremo con las siguientes sentencias de 17/06/2009, Rec. 1697/2008de 27/09/2011, Rec. 4146/2010 y 13/02/2008, Rec. 4348/2006.

Indemnización por despido y cese del alto directivo

El régimen de aplicación y la indemnización van a depender del tipo de relación que une a las empresas y a los directivos. Esto quiere decir que dependerá de si el alto directivo está en régimen laboral común o el consejero tiene una relación mercantil y el contrato que rige dicha relación profesional.

Los distintos supuestos indemnizatorios se detallan en la naturaleza del vínculo contractual que haya en vigor:

Despidos en altos directivos

Estas indemnizaciones se pactan en un contrato y, si este no existe, las cuantías son las siguientes:

  • Para el despido improcedente corresponden, en un máximo de 12 mensualidades, 20 días de salario por año en metálico.
  • Por desistimiento de la empresa, la indemnización será equivalente a 7 días de salario por año trabajado en metálico con un máximo de 6 meses y un trimestre de preaviso. En este incumplimiento, sea parcial o total, el alto directivo tendrá derecho a percibir una indemnización que equivalga a los salarios que correspondan a la duración del período que se ha incumplido.
  • Para el resto de despidos habrá que prestar atención al Estatuto de los Trabajadores y, si las causas son objetivas, la indemnización corresponderá por año trabajado a 20 días de salario en especie y metálico con un preaviso de 15 días naturales y un tope de 12 mensualidades.

Despido de directivo en régimen laboral común

En esta situación, las indemnizaciones por despido son:

Si se produce un despido disciplinario improcedente, la indemnización para los contratos formalizados previamente al 12 de febrero de 2012 equivalen a 45 días de salario por año y por el tiempo de prestación de servicios previos a 12 febrero de 2012. 33 días de salario anuales por año de servicios por tiempo de prestación de servicios posterior a 12 febrero de 2012. El importe no debe superar los 720 días de salario. Si la prestación de servicios superase estos días, el límite indemnizatorio se fija en un máximo de 42 mensualidades.

Si las causas son objetivas, la indemnización corresponde a 20 días de salario por año con un máximo de 12 mensualidades y un preaviso de quince días naturales.

Despidos de consejeros u otros órganos de administración con una relación mercantil

En la legislación civil de España no se establece el derecho en favor de los miembros de un Consejo de Administración a exigir compensación en caso de revocarse su nombramiento. A efectos de una indemnización eventual por una extinción contractual, hay que prestar atención a la redacción de la Ley de Sociedades de Capital y a las indemnizaciones que, por cese, deben constar en el sistema de retribución previsto en los Estatutos.

En definitiva, la relación especial que mantienen los altos directivos y las empresas lleva a distintos tipos de indemnizaciones según el caso que corresponda.

Formación relacionada

La página web www.cerembs.co utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir