15 preguntas típicas y posibles enfoques de respuesta en una entrevista de trabajo

15 preguntas típicas y posibles enfoques de respuesta en una entrevista de trabajo
¿Estás preparado para una entrevista de trabajo? ✅ Te contamos las preguntas más típicas en una entrevista de trabajo y sus posibles respuestas.

Todos nos hemos enfrentado o tendremos que afrontar alguna vez a una entrevista de trabajo. Llegado ese momento es importante estar preparado, poner al día nuestro análisis DAFO personal (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades), recabar información sobre la empresa, sobre el puesto e incuso sobre la persona que nos va a entrevistar.

Además de estos detalles importantes relacionados con la organización que busca el talento y con las características del puesto vacante y del proceso de selección conviene preparar nuestras respuestas ante preguntas típicas en las entrevistas de selección.

A continuación encontrarás una relación de algunas de estas preguntas típicas y sus posibles enfoques de respuesta, preguntas y respuestas que no son exclusivas y que en ningún caso deben aprenderse de memoria, sino que deben servirnos de reflexión e inspiración para adaptarlas, teniendo en cuenta nuestras características individuales, a la situación concreta de la entrevista y a las características del puesto, de la organización y del entrevistador.

En función de todos estos aspectos y según las pautas o el tiempo establecido por el entrevistador se debe analizar la cantidad de detalles a dar en cada respuesta. Es importante ser honestos, pero hay que evitar ser demasiado sinceros para no caer en el “sincericidio”. Por ejemplo: no es necesario decir en la entrevista, ni poner el CV, que uno fue becario, excepto en el caso en que se quiera destacar expresamente la evolución en la carrera profesional. Al igual que cuando hablamos de otras experiencias profesionales no suele ser necesario comentar en una entrevista acerca del tipo de contrato o relación laboral que nos vinculaba con la empresa, tampoco es necesario decir, si no se pregunta explícitamente, que se trataba de una beca. Lo importante es destacar las funciones y responsabilidades del puesto, el departamento en el que se trabajó y, sobre todo, los logros, experiencias y aprendizajes adquiridos.

1. Háblame de ti

Esta suele ser una pregunta muy típica al comienzo de una entrevista. Conviene dotar a nuestra respuesta de cierta estructura.  Cubre tres áreas de tu vida: personal, académica y profesional. No pases de los 2-3 minutos al contestar. Empieza por el aspecto personal y salvo que te pidan más detalles no te pares demasiado en esa faceta. En cualquiera de las tres áreas no te vayas por las ramas ni divagues. Es importante que practiques la respuesta para contestar con aplomo al comienzo de las entrevistas de trabajo, esto te dará confianza, sabiendo que la puedes contestar bien y que ganarás la atención y el interés del entrevistador.

2. ¿Cuáles son tus aptitudes más importantes, tus principales fortalezas?

Deberías enumerar las tres o cuatro aptitudes más importantes de tu DAFO personal en función a sus necesidades, basándote en la investigación y en la información que has obtenido sobre la empresa y el puesto. Destaca aquellas que creas que te pueden diferenciar más de otros candidatos y ofrece ejemplos de tu comportamiento en relación a dichas fortalezas

3 ¿Cuáles son tus limitaciones, tus principales defectos o áreas de mejora?

En este caso puede valer con que respondas sólo con una aptitud, que en exceso puede ser un detrimento y convertirse en una limitación. Por ejemplo, según sea tu caso puedes decir, "…mi deseo de realizar un trabajo con éxito, a veces me hace ser demasiado exigente con mi empresa. Pero soy consciente de este problema, estoy trabajando para mejorar y creo que lo tengo bajo control". Igualmente, si es tu caso, podrías comentar que eres una persona muy detallista, lo que puede ser bueno en empresas o puestos de trabajo donde se busque la máxima calidad. También puedes comentar tu necesidad de una mayor formación en algún aspecto de tu profesión. Ante todo no intentes demostrar que no tienes ningún defecto, pero limita tu respuesta a un tema en concreto.

4. ¿Por qué te ha interesado un puesto en nuestra empresa?

Puedes comentar que después de estudiar la empresa, muchas de las actividades, retos y problemas son de los que tú puedes contribuir a resolver mediante tu experiencia y aptitudes. Si honestamente puedes, expresa tu admiración por la empresa y qué es lo que más te atrae de ella.  Lo ideal sería que ya estuvieras conectado con la empresa y con otras del sector a través de sus páginas web y de las redes sociales profesionales.

5. ¿Cuáles son para ti las características más importantes que debe tener un trabajo?

Aquí de nuevo es conveniente utilizar la información obtenida del análisis DAFO personal. Destaca tus valores, ventajas/inconvenientes y preferencias de trabajo ideal y relaciónalos con el puesto. Si no conoces los detalles del puesto utiliza una respuesta más diplomática:  "…que signifique un reto", "….formar parte de un equipo, de un proyecto" etc.

6 ¿Cuánto te gustaría ganar?

Ante esta pregunta intenta demorar tu respuesta hasta conocer algo más acerca del trabajo y puedas estimar el rango salarial establecido para ese tipo de puesto, basándote en una investigación previa.

Esto no es fácil, pero puedes tratar de insistir en que te gustaría ganar un salario estándar para ese tipo de puesto y que de cualquier modo confías que la empresa paga a sus empleados de manera justa o acorde al mercado. Dicho esto conviene destacar lo mucho que te interesa esa vacante y el proyecto por el efecto positivo que puede tener sobre tu aprendizaje y empleabilidad.

Si has trabajado anteriormente también podrías contestar a esta pregunta haciendo referencia a tu último salario y a tu interés por progresar en este aspecto.

7. Describe alguna situación en la que hayas trabajado bajo presión o con un límite de tiempo.

Habla de tus logros. Enumera uno o dos de ellos que resultaran especialmente útiles para la empresa, preferiblemente en situaciones que consideres que puedan ser similares a las que te encontrarías en la empresa en caso de ser seleccionado. No te preocupes si no  conseguiste el objetivo final, lo importante es que destaques lo que aprendiste en el camino hacia él y las competencias y valores que tuviste que poner en juego.

8.  ¿Te consideras una persona inteligente?

En muchas ocasiones ésta es una pregunta trampa. De hecho en ocasiones el seleccionador ya conoce incluso los resultados del candidato en las pruebas psicotécnicas. Ante este tipo de preguntas es bueno no posicionarse de entrada con rotundidad para no parece arrogante. Puedes contestar inicialmente con un “….depende de lo que se considere inteligencia…” y así vas ganando un poco de tiempo para preparar tu respuesta. Inmediatamente después y sin parecer pedante puedes hablar de los diferentes tipos de inteligencia: de la inteligencia clásica, emocional, ejecutiva o de las inteligencias múltiples de Gardner. Finalmente puedes destacar aquellas manifestaciones de la inteligencia en las que más destacas y algunos logros o resultados que lo avalen.

9. ¿Por qué vas a dejar o por qué dejaste tu trabajo actual?

Si tuviste la oportunidad de tocar este tema en tu presentación de dos minutos hay grandes posibilidades de que no te formulen esta pregunta. Independientemente de cuándo te la pregunten debes responderla lo más brevemente posible. Si fue una reducción de plantilla debido a las circunstancias económicas hazlo saber y, si es posible, explica cómo tu separación formó parte de un movimiento mayor. Cuando hayas terminado con tu respuesta, no sigas. Si no fuese ése tu caso siempre puedes aludir circunstancias organizativas o de reestructuración del departamento. En cualquier caso no des muchos detalles y evita analizar cualquier desavenencia con tu jefe.

10. ¿Cuál es para ti la labor más difícil de un director?

Aunque no tengas experiencia directiva tu respuesta debe apuntar a temas como: elegir las acciones y el camino correcto, movilizar  a otras personas, planificar,  delegar, inspirar a los miembros del equipo incluso en los momentos difíciles, generar compromiso y realizar las cosas a tiempo y dentro del presupuesto.

11. En tu último puesto, ¿Qué fue lo que más te gustó? ¿Y lo que menos te gustó?

Responde cuidadosamente a esta pregunta, conviene que destaques lo positivo y no hables demasiado sobre lo negativo. Aprovecha para destacar los logros que obtuviste. Si esa experiencia laboral no fue muy positiva siempre podrás hablar de la oportunidad de  aprendizaje que te supuso. En cualquier caso, sé prudente a la hora de hablar de tus relaciones con jefes y compañeros si éstas no fueron buenas.

12. ¿No crees que quizás estés demasiado cualificado o tengas demasiada experiencia para el puesto que estás considerando? 


Obviamente esta pregunta no es tan habitual, aunque desafortunadamente, por motivo de la crisis económica y del mercado laboral, últimamente es bastante frecuente en algunos países y sectores. La mayoría de las veces esta pregunta realmente significa: "Me temo que quieres conseguir este trabajo porque no tienes otra opción, ….y lo dejarás en cuanto consigas una oportunidad mejor".

Tu respuesta puede ir en ese sentido, ya que de lo contrario supondría mentir: 
"…Quizás tenga usted razón, pero el mero hecho de trabajar en esta empresa ya es un factor muy motivador para mí. Lo que más satisfacción me produce y lo que más me agrada hacer está relacionado con este sector o con este puesto de trabajo. Además, tiene la ventaja de que, si me contrata, mi experiencia y mis cualificaciones estarán a disposición de la empresa siempre que se necesiten." 


13. ¿Por qué no has encontrado un nuevo puesto después de tantos meses buscándolo?

Cuidado porque puedes sentir esta pregunta como ofensiva, pero no te la tomes como algo personal o con deseo de agredirte. Da una respuesta breve: "Encontrar simplemente un trabajo no es demasiado difícil, lo que es difícil es encontrar el puesto de trabajo y la organización adecuados, tanto para mí como para la organización….", y continúa en esa línea.

14. ¿Tienes alguna pregunta más acerca del puesto o de la organización?

SI has llegado a esta pregunta es muy probable que seas un buen candidato. Ya que de lo contrario el entrevistador no continuaría preguntando. Es tu momento para terminar la entrevista dejando una buena impresión. Aprovecha para destacar tu ilusión por seguir adelante en el proceso de selección o por comentar tu visión acerca de algún aspecto clave del puesto o de la organización. De hecho puedes aprovechar para preguntar acerca de los siguientes pasos en el proceso de selección. Lo que sí es importante es que, salvo que sea imprescindible,  evites preguntas sobre el horario, las vacaciones, las horas extras,…..¡ya tendrás tiempo para hacerlas cuando te hagan la propuesta de contratación!.

15. ¿Por qué deberíamos contratarte?

Esta pregunta permite al entrevistador corroborar alguna de sus impresiones obtenidas durante la entrevista. Es el momento de que revises e insistas en aquellos aspectos de tu DAFO personal que más puedan destacar en relación a otros candidatos  y que manifiestes tu ilusión por el puesto, por la empresa y por el sector.

Formación relacionada

Comentarios (6)

Responder

Andres

Enviado el

Como me veria durante 5 años próximamente en la empresa
Responder

Laura andrea

Enviado el

Yss
Responder

Jesús

Enviado el

Excelente información.
Amigo Jesús, me gustaria tener alguna información sobre que preguntas se le realizarian a un aprendís ó persona que no tiene ninguna experiencia laboral.

Gracias.
Responder

Liliana

Enviado el

Excelente sus preguntas de entrevista
Responder

Jesus el polla grande

Enviado el

ola
Responder

Antonella cruassant

Enviado el

Trabajar es una mierda

La página web www.cerembs.co utiliza cookies para mejorar los servicios ofrecidos. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso e instalación. Para más información haga click aquí.

Subir